Analizando la cosmovisión atea: la negación de la libertad

Si usted pudo tomar la decisión de entrar a esta web y leer este artículo, porque así lo decidió, entonces usted posee libre albedrío, que no es afectado por las fuerzas de las leyes naturales. Pero, si hay algo en su ser que no es afectado por las leyes naturales, que afecta todo lo natural, entonces hay una parte no física en su ser, una inmaterial, que le permite actuar libremente, pues no es afectada por ninguna fuerza externa natural. Pero, si no hay tal parte inmaterial, usted no posee libertad para elegir hacer nada, y creer que sí la posee, es una mera ilusión.

¿Suena esto raro y ajeno a su experiencia? Bueno, es una de las conclusiones a las que se llega desde la cosmovisión atea. La cosmovisión atea, en una de sus afirmaciones, predica que todo lo que existe es material. Si esto es así, aun su ser está compuesto solo de partes materiales. Si usted no posee ninguna parte inmaterial en su ser, las leyes naturales entonces son las que rigen y dirigen toda su existencia, aun para tomar decisiones, las cuales en verdad nunca tomaría, sino que es empujado a tomarlas por determinaciones de estas leyes. Aun la lectura de este post sería algo determinado naturalmente por estas fuerzas naturales. No siga creyendo que sí puede elegir algo, no puede, es una mera ilusión según el ateísmo.

La única forma posible, en un universo material regido por causas naturales, para poder tener libertad y decisión de elegir hacer cualquier cosa es que usted sea capaz de hacer una de 2:

  1. Tener poder sobre las cosas futuras que pasaran en el universo de forma previa para así cambiarlas y que no suceda lo que está determinado por las leyes naturales.
  2. Tener poder para cambiar las leyes naturales.

Como nadie posee poder sobre estas cosas, sobre el universo espacio-tiempo y sus leyes, usted está confinado a actuar según estas leyes. Usted no toma decisiones, no es libre como cree, sino que actúa según cada acto natural determinado. Cada acción suya está determinada ya, no posee libertad ni siquiera para pensar que esto no es así, que no es verdad, que debe haber un error, pues aun ese pensamiento, seria producto de estas fuerzas causales naturales.

El ateísmo concluye esto en su cosmovisión acerca de la libertad. Ni siquiera los ateos son libres de elegir serlo, son producto de causas naturales. Ahora, ¿es esto coherente con la realidad? No. Nuestra experiencia nos dice que sí poseemos libertad para elegir y hacer lo que queramos, como escribir este post. Tenemos una razón para dudar de la cosmovisión atea, pues afirma algo que no puede ser real, pues de lo contrario, aun nuestra duda es producto de estas causas, y no del libre ejercicio de analizar estas cuestiones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.